Desde hace ya unos años está de moda decorar con vinilos. Se trata de un material que se ha ido desarrollando hasta conseguir un gran abanico de posibilidades con múltiples formas y colores. Es una buena idea para decorar el hogar, empresas o locales comerciales porque se colocan en cualquier pared.

A grandes rasgos un vinilo en el ámbito ornamental es una pegatina de gran formato que destaca por su resistencia y que se imprime gracias a medios digitales.

Ventajas

Los vinilos decorativos son una buena opción para la decoración de interiores porque:

  • Fácil de poner en una superficie lisa o ligeramente rugosa. Tanto puede ser una pared como techos, puertas, azulejos, cristales, mobiliario…
  • No tiene ningún agente nocivo o tóxico.
  • Resulta económico.
  • No requiere ninguna obra ni se necesita taladrar. Además, se quitan con total facilidad. Por lo tanto, es extraíble.
  • Existe mucha diversidad de diseños para combinar con cualquier espacio, estilo o temática.
  • Elimina imperfecciones como: agujeros, marcas o manchas.
  • Da un toque diferente a la estancia.
  • Se pueden personalizar.

Para sacar el máximo partido a los vinilos lo mejor es dejarte asesorar por profesionales. Ellos te guiarán para conseguir el efecto deseado teniendo en cuenta aspectos que influyen en el acabado final: ubicación, colocación, integración, longitud vinilo…

En Grupo Pelé apostamos por los vinilos para ciertos proyectos de interiorismo porque proporcionan personalidad, modernidad y versatilidad a los diferentes espacios. Aunque normalmente menos es más, no siempre hay que dejar las paredes vacías.

Labeling Diseño y Rotulación es una de las empresas en las que confiamos a la hora de decantarnos por este material y demás trabajos para nuestras decoraciones.

Imagen: Labeling Diseño y Rotulación