Tener una cocina con espacio suficiente es algo que resulta imprescindible si queremos hacer de ella la estancia principal de nuestra casa. Entonces sería perfecto disponer de una isla. Además de ser un espacio con grandes ventajas funcionales, las islas sirven para organizar los útiles necesarios en una cocina.

Usos

Una isla en la cocina puede tener muchos usos: como zona de trabajo, como barra para desayunar, como mesa. Pero si en su parte interior cuenta con armarios se podrá almacenar, permitiendo mantener la zona en orden.

Últimamente los decoradores se han preocupado de hacer de las cocinas sitios muy bien pensados para trabajar (cocinar), aportando soluciones prácticas tanto para ordenar como para los productos de uso continuo. Las islas aportan un espacio extra, siendo uno de los elementos más deseados a la hora de decorar.

Es importante antes de hacer la  instalación de nuestra isla controlar bien las medidas de tal forma que quede bien integrada en el ambiente. En todo momento hay que mantener un equilibrio con el resto del espacio, permitiendo que la cocina no pierda comodidad. Conseguirá ser la protagonista de la cocina, favoreciendo que todos se congreguen a su alrededor.