Uno de los materiales estrella que utilizamos en Grupo Pelé para reformas y proyectos de decoración es el microcemento. Se trata de un componente que destaca hoy en día en la construcción porque se coloca de forma rápida y fácil. No obstante, requiere de unos cuidados adecuados con mano de obra competente y especializada en la materia.

Características

A partir de una base de cementicia se mezclan polímeros, fibras, aireadores, áridos ultrafinos y acelerantes que dan lugar al microcemento. Arquitectos, decoradores y constructores se decantan por este material porque es válido para casi todas las superficies y resulta económico. Cubre o se adhiere perfectamente en: hormigón, cemento, azulejos, baldosas, pladur, metal, plástico, gres, mármol, baldosas…

 A la hora de aplicar el microcemento el abanico de posibilidades también es muy amplio: suelos, paredes, baños, mobiliario, cocinas, soportes con relieve…

Resistente a altas temperaturas y al agua se ajusta prácticamente a cualquier diseño de interior o exterior.

Ventajas

  • Combina con una gran cantidad de materiales.
  • Tiene un acabado especial, impermeable y antideslizante. Ideal también para zonas húmedas.
  • Puede adaptarse a cada proyecto gracias a los pigmentos que consiguen multitud de colores.
  • No es necesario quitar la superficie existente para su aplicación.
  • Recubre de manera continua, sin juntas.
  • Es duradero.
  • Fácil de limpiar.
  • Crea espacios originales y atractivos.

Sin duda, un recubrimiento innovador por el que apostamos para nuestros trabajos.