Un material de construcción que ha causo furor en los últimos años ha sido el ladrillo antisísmico. Colombia ha sido el lugar que más protagonismo le ha dado a este producto que tiene origen español. Fue inventado y patentado por un hombre jubilado de Madrid y su nombre real es ladrillo autocentrable.

Características

Este particular ladrillo destaca por:

  • Se puede aplicar en todo tipo de edificaciones.
  • Forma de prisma rectangular, pero con dos huecos en forma troncocónica y seis varillas de acero insertadas en la cara inferior. De esta forma se facilita el encaje de los ladrillos de la hilada inferior.
  • Reduce los tiempos de construcción y ejecución de obras.
  • Mayor precisión en su colocación.
  • Mayor resistencia a la vibración.

Investigación

Con respecto a la materia que se utiliza para su colocación, se está investigando para conseguir materiales lo más respetuosos posible con el medio ambiente.

Los ladrillos antisísmicos tienen la misma medida que los tradicionales por lo que se podrían emplear ambos en una misma construcción. Sin embargo, optar por el antisísmico tiene grandes ventajas no solo por acelerar el proceso constructivo sino por lograr construcciones más seguras. Además, el ladrillo antisísmico permite grabar formas o detalles en sus formas porque se construye en un molde.

Fuente: http://www.cosasdearquitectos.com/