Si estás pensando en hacer una reforma integral o algún tipo de obra para renovar tu vivienda debes saber que una buena planificación te quitará de muchos problemas. Cuanto más grande sea la renovación más complicado es el asunto tanto por las molestias que se ocasionan como por los tiempos, los costes y la necesidad de permisos.

Consejos

Antes de meterte en una reforma es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

Establecer un presupuesto

A modo orientativo para poder fijar prioridades y facilitar el trabajo.

Buscar profesionales

A pesar de que hoy en día Internet es una fuente de recursos, siempre está bien pedir referencias a quien conozca más el sector o haya contratado ya los servicios de una empresa de forma satisfactoria. Comparar al menos tres presupuestos es muy útil para valorar diferentes opciones.

Realizar un contrato

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) por escrito debe quedar: una fecha de finalización, el pago de entrada para la compra de materiales que no debería superar el 30% del total y dejar un importe pendiente para el final de la reforma. Eso sí, asegúrate que te facturen con IVA para poder deducir las obras, solicitar ayudas o poder reclamar.

Solicitar licencias

En muchas de las reformas son necesarios unos trámites burocráticos a través del ayuntamiento.

Aprovechar las ayudas y ventajas fiscales.

Existen subvenciones públicas muy interesantes que suponen un buen ahorro. Por ejemplo: los Planes Renove, ayudas para la rehabilitación de edificios o para mejorar la eficiencia energética de la vivienda.

Avisar a los vecinos

Es conveniente comunicar a la comunidad porque las obras pueden afectar a los demás. En el caso de vivir en un edificio incluso a veces hay que pedir permiso para ciertas reformas.

Grupo Pelé te ofrece un servicio completo de reformas, rehabilitación e interiorismo: desde la planificación del proyecto a la puesta en marcha de obras de todo tipo con acabados especiales.

Fuente: ViviendaSaludable