Quizás estás pensando en realizar una reforma de tu casa o local empresarial. Sin duda, el presupuesto es el tema que más preocupa. Según expertos del sector, una renovación básica ronda los 350 metros por metro cuadrado de media. Si hablamos de reformas más integrales el precio aumenta a 550-650 euros el metro cuadrado. Y si se trata de un proyecto que incluye domótica, monitorización y acabados de alta gama se puede llegar a los 850 euros por metro cuadrado.

Estética y funcionalidad

A la hora de reformar una vivienda o local no solo prima el aspecto estético o de decoración. Está clara que es muy importante, pero deberá combinarse a la perfección con la parte funcional de los cambios. Conseguir estancias funcionales, cómodas y adaptadas a tus necesidades será lo primordial.

Cuando una casa tiene o se compra con una antigüedad de entre 20 y 30 años será recomendable hacer una reforma integral.

Consejos básicos

Después de decidir las estancias que se modificarán y elegir los materiales lo ideal es:

  • Comenzar por el sistema eléctrico.
  • Optar por muebles a medida para aprovechar al máximo el espacio.
  • Prestar más atención al baño y la cocina que son las habitaciones que suelen cambiarse con menos frecuencia.
  • Pintar con pintura plástica porque se limpia fácilmente y tiene mayor duración.
  • Instalar iluminación LED para ahorrar.
  • Solicitar los permisos de obra precisos.
  • Buscar la ayuda de profesionales.
  • Realizar un contrato de obra para evitar posibles problemas.

Aunque las obras son incómodas y provocan impaciencia, lo mejor es no tener prisa para comparar alternativas en busca de los resultados deseables. En Grupo Pelé realizamos todos los procesos de reforma, desde la planificación de la obra a la ejecución gracias a nuestro amplio equipo de profesionales: arquitectos, carpinteros, interioristas…

Fuente: Expansión