Uno de los materiales que más utiliza Grupo Pelé en sus proyectos – tanto de obra nueva como en reformas- es el microcemento. Es así por sus grandes propiedades: alta resistencia, bajo espesor, alta adherencia y que se puede aplicar sobre casi cualquier tipo de soporte. Podrá instalarse tanto en superficies verticales como horizontales y en espacios interiores y exteriores.

No es impermeable

Para conseguir la impermeabilidad se usará un sellador que permitirá la aplicación de microcemento en lavabos, bañeros o zonas húmedas.

Antideslizante

Sí lo es, aunque habrá que prestar atención al tipo de microcemento, la textura y el sellador empleado.

Rápido y fácil de aplicar

No necesita ni herramientas pesadas ni maquinaria por lo que la obra y el tiempo es menor. Entre tres a cinco días es lo que duran los trabajos con microcemento. Eso sí, para pisar el suelo con normalidad se debe esperar una semana.

Excepciones

Nunca se aplicará microcemento sobre madera natural o soportes formados por piezas que puedan dilatar de forma diferente.

El microcemento es un revestimiento que ofrece grandes posibilidades e infinidad de acabados debido a sus diferentes texturas y colores. Al no necesitar juntas se limpia y mantiene fácilmente. Es una opción perfecta no solo para los interiores del hogar o negocios, sino también para usar en pavimentos industriales. Debido a que tiene dureza y resiste el paso del tiempo no importará que el tránsito sea elevado.

Cuando se utiliza microcemento para una reforma u obra el éxito está casi garantizado.

Fuente: TOPCIMENT