Puede parecer imposible que el material de la madera sea más fuerte que el acero e incluso que algunas aleaciones de titanio. Sin embargo, un grupo de científicos ha dado con una técnica que endurece o densifica cualquier tipo de madera.

Este descubrimiento podría no solo revolucionar el sector de la construcción y decoración, sino también otro tipo de industrias porque se generarían placas resistentes a las balas.

Proceso sencillo y barato

A través de dos pasos se alcanza la resistencia. Primero hay que hervir la madera en una solución de hidróxido de sodio y sulfito de sodio. Posteriormente la madera resultante se prensa para calentar en esa comprensión. Así, la combinación de presión y calor colapsa las paredes celulares y fomenta la formación de enlaces químicos que fortalecen el material a escala nanométrica.

Según los investigadores, se crea una madera comprimida que es tres veces más densa de la que no se trata. Lo que es lo mismo: es diez veces más difícil de romper, veinte veces más rígida y cincuenta veces más resistente a la comprensión. Con todas estas propiedades se obtiene una madera versátil, moldeable y dura que podría equipararse a las aleaciones del acero.

Además, resultaría ser un material más económico que el acero porque la materia prima está en los árboles. Y la humedad tampoco sería un inconveniente porque este tipo de madera también está preparada para que no le afecte.

Reto

El punto que más preocupa al equipo de investigación es el poder acelerar el proceso de creación de esta “supermadera”.  Las expectativas son altas y afirman que ven viable la aplicación de este nueva y resistente madera en sectores como la construcción o la industria.

En Grupo Pelé tratamos de estar siempre al día de las novedades en los materiales utilizados en nuestros trabajos. En el caso de la madera disponemos de un taller especializado con: calibradora, rusticadora, cabinas presurizadas, líneas de pieza recta desde 6 metros de largo a 20 centímetros de ancho, línea de planos, lacados, barnizados, decapés, tintados, rusticado, rayado Zara y otros.

Fuente:  Xataka