Se define materiales de construcción como las distintas materias primas o productos empleados en cualquier obra. Es decir, son los elementos constructivos y arquitectónicos que se usan en una edificación o en una reforma de un inmueble.

A medida que ha pasado el tiempo y se ha desarrollado la tecnología los materiales se han ido sofisticando y transformando. Se debe distinguir entre aquellos que son naturales como la piedra, madera, arcilla, metal o agua de los que son elaborados a partir de esas materias (cemento, yeso, acero, vidrio, ladrillo).

Determinados materiales se emplean sin ningún tratamiento previo, pero hoy en día existen gran cantidad de técnicas para conseguir diferentes acabados y mejorar la calidad de los resultados. Arena, arcilla o piedra son los más utilizados porque hay una gran disponibilidad.

Propiedades

Todo proyectista debe tener claro los diferentes aspectos de los materiales de construcción que no son iguales en cada caso:

  • Densidad: es la relación entre la masa y el volumen.
  • Higroscopicidad: capacidad para absorber el agua.
  • Coeficiente de dilatación: variación de tamaño en función de la temperatura.
  • Conductividad térmica: facilidad para permitir el paso del calor.
  • Resistencia mecánica: capacidad para soportar esfuerzos.
  • Elasticidad: recuperación de la forma original al desaparecer una fuerza.
  • Plasticidad: deformación permanente ante una carga.
  • Rigidez: resistencia ante una deformación.

Tipología

  • Materiales pétreos: piedra, granito, mármol, pizarra, caliza, grava, cal, arenisca, yeso, cemento, terrazo, fibrocemento, mortero, hormigón, arena, vidrio…
  • Arcilla: barro, ladrillo, gres, azulejo, teja…
  • Metálicos: acero inoxidable, aluminio, titanio, cobre, plomo, hierro…
  • Orgánicos: madera, contrachapado…
  • Sintéticos: PVC, poliuretano, neopreno, resina, pintura acrílica, metacrilato, silicona…

Lo más importante es que los fabricantes cumplan con todos los requisitos de seguridad y normativas como son las normas ISO y los certificados de AENOR. Así, se obtendrán productos de calidad con unas especificaciones claras para los profesionales.