Los avances y la tecnología hacen posible que existan nuevos materiales de construcción. Uno de ellos es la madera tecnológica. Aunque aparentemente sea igual que la madera natural, se trata de un producto totalmente reciclable que es mucho más resistente. Se consigue al mezclar polvo de madera con plástico.

Las empresas constructoras, diseñadores y el usuario final están a favor de este material por ser muy ventajoso. Gracias a la investigación y al desarrollo de este tipo de madera se disminuyen los costes de mantenimiento y se logra lo siguiente:

  • No se pudre.
  • No se dobla ni se deforma.
  • Puede con las exigencias climatológicas sin rajarse ni astillarse por lo que es recomendable para exteriores.
  • No necesita pinturas o barnices de protección.
  • Es antideslizante y no absorbe humedad.
  • Se coloca rápida y fácilmente.
  • Es apta para todos los climas.
Aplicaciones

Entre los usos más extendidos de la madera tecnológica están:

  • Revestimiento exterior de paredes.
  • Mobiliario urbano.
  • Pérgolas.
  • Cerramientos.
  • Techos.
  • Muebles de jardín.
  • Parques.
  • Muelles.
  • Pavimentado de piscinas.
  • Terrazas.

En España es menos conocida que en otros países como Estados Unidos, pero poco a poco están apareciendo empresas que apuestan por la madera tecnológica. Este compuesto resulta excelente para cualquier reforma u obra debido a su gran durabilidad y por su amplia gama de formatos y colores. Su aspecto no variará con el paso del tiempo porque resiste perfectamente el sol, el frío, el agua y las heladas. ¿Conocías esta provechosa madera?

Fuente: La Voz